top of page

Historia completa

Nosotros

Facilitadora de grupos en Talleres e Intensivos. 

Terapia en el medio natural 

         Con la Naturaleza

Mi colaboración con el que fue por décadas profesor de INEFC, Feliu Funollet, en intensivos con alumnado universitario, nos permitió valorar de manera positiva el binomio naturaleza-trabajo personal de consciencia con esta actividad de marcha nórdica donde vivenciar y facilitar una elaboración integral en la persona. El deporte en el medio natural permite, con propuestas que se ofrecen al grupo, un valor añadido de fuerza inspiradora exponencial, pues como naturaleza que somos, en ella nos expandimos con lo que tenemos. 

Este alumnado que atiende o atenderá a personas de todas las edades, como ellos mismos expresaban durante los talleres, les sorprendía gratamente encontrar este valor añadido al deporte: la propiocepción y la relación sentida y vibrante con el entorno (medio natural y personas)

Durante las propuestas,  nacen resistencias, lo que suele ser bastante común, se trata de las defensas que estructuramos a lo largo de nuestra vida durante nuestro desarrollo humano, desde nuestra concepción. Cumplen una función. Fueron creadas por motivos que a menudo residen en el inconsciente. Ahí también permanecen muchos de nuestros potenciales y capacidades. Todo ello pertenece a un lugar común, lo esencial y único de cada ser humano. Querer controlar o pretender controlar nos sale solo, es uno de los grandes mecanismos de defensa y cumple esta función de mantenernos en homeostasis.

 

En este trabajo que ofrecemos en plena naturaleza  proponemos sostener unos instantes estas resistencias. Reconocerlas es el primer paso consciente, después, se puede elaborar lo que significa y lo que nace de ese lugar puede desvelarse y atenderse.

Cuidar de ello sin forzar, facilitar lo que necesita la persona, observar incertidumbre o un sentir inédito, aunque resulte extraño, puede permitir cierto nivel de cosnciencia en el que plantear algo diferente si lo podemos acompañar con presencia y escucha.

Aquello que nos moviliza de la zona de confort, de lo conocido,al sentir inquietud, generalmente, lo negamos o despreciamos...Respirar, mirar un momento, observar sin más...puede surgir un "mejor ya me quedo así" pues está bien también, ¡por supuesto! Respetando siempre dónde estamos aquí y ahora. O quizás nace explorar un poco aquello que surge en nosotras mismas, permitirnos recorrer otros registros, nuevos paisajes externos e internos, nuevas miradas, permitirnos estar y sentir.

bottom of page